Blanqueadores dentales: Una estafa!!!

Quien no se ha sentido atraído alguna vez por la publicidad de un blanqueador dental?? A diario vemos en la televisión a actores, presentadores y cantantes con una sonrisa de ensueño. Pero la idea de ir a un dentista profesional y dejarte una pasta en un blanqueamiento a láser no resulta tan llamativa como la propaganda de determinados blanqueadores dentales.

En concreto, esta marca SMILE BY GLOW se anuncia a través de Facebook, asegurandote en tan sólo de 3 a 7 días una sonrisa de nada menos que 7 tonos más blancos!! Te ofrecen unas muestras gratuitas que te duran dos meses, teniendo sólo que pagar los gastos de envío. (Si te blanquea en sólo siete días, porque te dan producto para dos meses??)


Una vez solicitada la muestra, se adjuntan unas condiciones, en las cuentan que si no han recibido noticias tuyas, te harán un cargo de 99 euros por el producto solicitado en la misma tarjeta de crédito o débito con la que has abonado las muestras.  Y luego, como se supone que habías aceptado las condiciones te estarían enviando producto por lo menos durante dos meses con un cargo de 60 euros.

 Para que esto no pasara, adjuntaban un número de teléfono extranjero.  Tienes que llamar, y solicitar un número con el cual podrás realizar una devolución, que por supuesto para enviarlo de vuelta, tienes que pagar tú, y el dinero de las muestras no se devuelve.


Normalmente la concentración de los componentes blanqueadores es tan irrisoria que es imposible que te haga algo. Para que un blanqueador tenga efecto, su concentración en peróxidos tiene que ser mayor a un 3 % que es la que normalmente llevan estos productos. 

La mejor solución sin duda es acudir a tu dentista y él seguro que te podrá aconsejar. Y si no te hace nada o te hace una chapuza, por lo menos tendrás en quién quejarte. 


Entradas populares